Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Impuestos 0,00 €
Total 0,00 €

Estos precios se entienden IVA incluído

Carrito Confirmar

QUE ES IMPORTANTE LLEVAR PARA HACER EL CAMINO 

 

Mochila

Podemos decir que es  lo más importante ya que estará contigo durante muchas horas por lo que te recomendamos qur sea cómoda y ligera. Tipo anatómico, con correas en la cintura y el pecho, y con bolsillos laterales y superiores.

Te recomendamos meter las cosas de forma ordenada y en bolsas de plástico de diferentes colores para facilitar la busqueda de las cosas y que no se mojen.

Hay qeu tener cuidado con el peso ya que si llevamos mucho el camino se nos hará mas complicado. te recomendamos que no pesa más de 10 Kg.

Es importante también distribuir lo más pesado al fondo y lo más próximo posible a la espalda.

mejor evita llevar cosas colgando en la mochila, se puede mojar.

Saco de dormir

Si estás pensando en dormir en albergues o refugios, es imprescindible llevar tanto saco de dormir com esterilla. Dependiendo de la época que realices el camino necesitarás direrentes grosores de saco (toma nota que en invierno es más gordo, por lo tanto pesará más)

Calzado

hay que llevan más de un par y procurar que el pié esté previamente acostumbrado a ellos. Lo ideal es una bota de tejido ligero (que no provoque sudor al pie), que proteja los tobillos de los esguinces y facilite caminar entre piedras y barro. En verano se pueden usar zapatillas de deporte si las botas te resultan incómodas.

Ropa

poca, dos juegos de cada pieza, un jersey y chubasquero o capa que en caso de lluvia pueda tapar también la mochila. Una bolsita de detergente facilitará la limpieza y que al final de la jornada te puedas poner ropa limpia, que siempre es agradable para ti y para el olfato de los demás. El estilo y la vestimenta es aconsejable cuidarlo, de forma que se nos identifique como peregrinos y no como simples deportistas, para ello llevaremos en la mochila la concha o vieira y el bordón o vara de caminante. Es conveniente sombrero de tela o paja, este último especialmente en épocas de calor. Siempre conviene llevar a mano un pantalón largo, que te lo puedas poner fácilmente sin quitarte las botas, y una chaqueta para evitar enfriarse en las paradas y poder vestirse de forma discreta para entrar en las iglesias, tiendas, refugios, etc.

Comida

siempre hay que llevar un poco de comida encima, sobre todo frutos secos, fruta o chocolate, y la cantimplora llena. Pero es inútil cargar comida para más de un día, en los refugios te informarán cuándo en la próxima etapa sea difícil comprar comida.

Botiquín

se puede llevar un pequeño botiquín con yodo, esparadrapo de tela, gasas estériles, tiritas, algún laxante y antidiarreico, una crema antiinflamatoria y crema de protección solar. Nunca hay que olvidar la tarjeta de la Seguridad Social.

Bastón:

ayuda a caminar aunque a veces parezca molesto.

Linterna

Una bolsa de plástico (con cordones para colgar del cuello) facilita llevar a mano los mapas sin que se rompan ni se mojen. Además de una guía con mapas puedes llevar algún libro pequeño que te ayude a la reflexión, pero no pretendas llevarte toda tu biblioteca. Una libreta para tomar notas. No es bueno llevar mucho dinero encima y es mejor usar tarjetas. Conviene que tu familia tenga una idea de tu recorrido y los teléfonos de las Oficinas de Información para localizarte en casos urgentes.


Proyecto financiado por

Xunta de Galicia Feder







Grupo Agencia de Viajes Independientes